Andrew Schorr con un paciente seguidor de Patient Power.

Hace unos meses mi esposa Esther y yo nos mudamos a nuestro nuevo hogar, en Carlsbad, California. La casa está al lado del Pacífico y de un bonito camino alrededor de la playa. Casi cada día paseo con mis perros y las puestas de sol son increíbles. Mis nuevos vecinos me preguntan si estoy jubilado. Después de todo, tengo bastantes canas. Les digo que ni hablar. Y mientras lo digo, los motivos por los cuales no me jubilo desfilan por mi cabeza:

1) Me diagnosticaron una leucemia a los 45 años y un segundo cáncer hematológico a los 61 años. Gracias a la Medicina moderna he podido llevar una vida plena. En resumen, no estoy muerto. Quizás hay una razón para no sólo continuar viviendo, sino para continuar trabajando cómo lo he hecho hasta ahora.

2) Hay una gran necesidad de educación y empoderamiento entre los pacientes de cáncer y sus familias en todo el mundo. Es necesaria para  que pueden inspirarse y obtener la mejor atención, conocer cuáles son los métodos de diagnóstico adecuados, o si pueden participar en un ensayo clínico prometedor. Tenemos un largo recorrido por delante. Por mi parte, he tenido la suerte de gozar una gran atención médica y poder tener un rol activo como paciente, aunque para muchos otros no ha sido así.

3) En el ámbito del cáncer hay muchas organizaciones innovadoras. Pero tenemos que trabajar juntos -también con la industria farmacéutica y los gobiernos- para tener un impacto real en los pacientes. Como me dijo un amigo hace unos días, no es el momento de echarse atrás, sino de poner más esfuerzos que nunca en la educación y el empoderamiento de los pacientes para disminuir su sufrimiento.

mpn_patient_cafe

4) El trabajo es tremendamente gratificante. Ver las caras de las personas a las que ayudamos o recibir sus mensajes son mi combustible para seguir trabajando. Escribo este post mientras estoy embarcando hacia Houston, donde realizaremos un nuevo evento y más vídeos para pacientes. Llegaremos a miles de pacientes. Me encanta mi trabajo y creo que mis profesores de periodismo estarían orgullosos. Estoy usando mi educación como paciente y mis habilidades como periodista. ¿Por qué debería parar?

5) Y por último, debo decir que me encanta contemplar a los surferos del sur de California. Por lo que combino mi tiempo entre paseos por la playa y el trabajo delante del ordenador con la esperanza de que lo que hago va a ayudar a muchas personas.

Hay muchos ámbitos en los que la atención médica puede mejorarse, por lo que si trabajas en este campo... ¡No te jubiles aún! Vamos a transformarla para que más pacientes puedan obtener el cuidado que necesitan y mejoran.

Andrew Schorr

Fundador y director de Patient Power

Recuerde que las opiniones expresadas en Patient Power no son necesariamente las de nuestros patrocinadores, colaboradores, partners o las de Patient Power. Nuestros contenidos no son un substituto de la atención médica ni de su propio médico. El mejor cuidado se lo proporcionarán los profesionales médicos.